jueves, 11 de septiembre de 2008

SONETO A TODOS LOS MALDICIENTES DEL MUNDO

Desde muy joven una de mis grandes aficiones ha sido la poesía. Es otro de los medios que encontré para expresarme. Periódicamente iré publicando alguna que otra tanto en verso libre como medido. Inauguro esta sección con este soneto que creo que se explica por sí mismo.


A fuer de ser sincero
(A todos los maldicientes del mundo)


A fuer de ser sincero he de decirte
que ya no me preocupan tus desplantes
de poca sensatez, de nigromante
que busca hacerme daño al maldecirme.

Confieso mi sorpresa al descubrirte
en esa inclinación tan vergonzante
manchando como un burdo sicofante
el nombre de quien nuca quiso herirte.

No alcanzo a comprender por qué motivo
hiciste de tu odio una cruzada
del cual yo soy su blanco y objetivo.

Tu escasa lucidez no deja nada
de espacio a un pensar esclarecido
y habrás de sucumbir a tu celada.